Posts etiquetados ‘Jerry Bruckheimer’

La verdad es que me enteré tarde de este proyecto y la sensación fue ambivalente. Me encantó “Prince of Persia: Las Arenas del Tiempo”, el juego de 2003 con el que empieza la “Tetralogía de las Arenas del Tiempo”. Me llamaba mucho la atención por su ambientación. La fantasía “orientalista” tiene un gran atractivo y el tema del tiempo me apasionaba. Tenía que probarlo.

Lamentablemente soy un tanto torpe con los juegos de plataformas, pero disfruté muchísimo con los saltos y los efectos de la propia daga. Y más aún con el príncipe diciéndome “Esperad, no fue eso lo que sucedió”, cada vez que fallaba, porque la historia la narra el propio protagonista, lo que lo ata aún más a “Las mil y una noches”. (Todo es un flashback hasta casi el desenlace.)

Pero hablemos de la película. Mi negatividad venía de que ya he visto en lo que han acabado muchas películas inspiradas en videojuegos y teniendo en cuenta el tipo de juego me esperaba un producto de acción y nada más. Y la verdad, me ha gustado.

No es una película que pase a la historia del arte, pero es un buen producto  de entretenimiento. Los decorados y vestuarios son preciosos, la acción cuidada y el guión introduce los suficientes elementos para encantar a los fans de los juegos. De hecho la trama recuerda en muchos momentos a la del juego de 2003, pese a claras alteraciones, en especial, el final, que viniendo de Disney no podía dejar de ser feliz.

Los actores principales no me han convencido aunque no acabo de ver el motivo, les falta credibilidad en el papel. Pero me ha gustado mucho el personaje del comerciante /organizador de carreras de avestruces, con sus guiños modernos a estrategias publicitarias y evasión de impuestos.

Como curiosidad, hay legos inspirados en las carreras de avestruces de esta película.

En definitiva, una película que se deja ver y que, al menos a mí, me da ganas de desempolvar el juego y ponerme a saltar por palacios de Persia mientras me persiguen soldados de arena. Aunque la verdad, también me ha hecho recordar a “Asassin´s Creed” en más de una ocasión. (Peleas por los tejados, atalayas, los propios asesinos…) Y ese  juego aún lo tengo sin terminar. Ah… Si fuese posible controlar el tiempo :)